Boda en Ondarroa

ZURIÑE OLARREAGA

 

Inhar y su equipo son granders profesionalea y sobre todo, grandes personas. Nos ayudarón en todo lo que pudieron, especialmente en sentirnos como entre amigos de toda la vida, algo que en este tipo de situaciones se agradece muchísimo.
Desde el principio nos dieron buenos consejos y estuvieron dispuestos a ayudarnos en todo. Lo más importante para nosotros fue poder olvidar las vergüenzas y sentirnos comodísimos, tanto en la boda como en la sesión de preboda. Estamos encantados con el resultado.